La acción del domingo cerrará con un juego de espanto entre Dallas y Fildelfia

Como anillo al dedo quedó el juego entre Dallas y Filadelfia, pues en fin de semana de Hallowen, este duelo representa un verdadero espanto.

Vaqueros y Águilas han tenido un arranque decepcionante, pero por increíble que parezca, ambos tienen muy buenas posibilidad de clasificar.

Los emplumados son líderes de la División Este con marca de 2-4-1, mientras que los Vaqueros están un peldaño abajo con foja de 2-5, aunque por el presente que viven, las Águilas lleguen mejor para este domingo.

Incluso, los Gigantes de Nueva York con récord de 1-6 están más que vivo. Por lo que el duelo de este domingo por la noche resulta se suma importancia, para que el ganar tome ligera ventaja respecto a los demás.

Filadelfia, en el papel, debería sacar el triunfo

La acción del domingo cerrará con un juego de espanto entre Dallas y Fildelfia
Filadelfia está jugando un poco mejor en la división.

Pese a que Dallas ha dominado la serie recientemente con cuatro triunfos en los últimos cinco duelos, las Águilas son un cuadro más completo y deberán sacar provecho de los endeble que se han visto los Vaqueros gracias a tantas lesiones.

Ciertamente, Filadelfia no es una de las mejores ofensivas ya que promedia apenas 345.4 yardas por encuentro y 23.3 puntos, pero enfrente tienen a la peor defensiva de toda la NFL. Una defensiva que está jugando horriblemente.

Los Vaqueros aceptan un promedio de 408.1 yardas y 34.7 puntos por juegos. Con estos números tienen poco que hacer frente a las Águilas.

Ben Dinucci abrirá como pasador de los Vaqueros

Otro factor y quizá el más importante para pensar que Filadelfia sacará la victoria es la presencia del novato Ben DiNucci como pasador titular de los Vaqueros.

Andy Dalton salió conmocionado el duelo pasado ante Washington por un terrible golpe que le propinó Jon Bostic. Pese a que había optimismo de verlo recuperado, la situación fue otra, por lo que el novato egresado de James Madison abrirá por el equipo texano.

DiNucci fue seleccionado por los Vaqueros en el reciente Draft como el jugador 231 general. Este chico pasó sus primeros dos años como colegial con la universidad de Pittsburgh, incluyendo una campaña de redshirt.

Al saber que no iba a tener mucha actividad con las Panteras, decidió ser transferido a James Masidon, una escuela de División II, pero donde lo hizo bastante bien.

En tan solo dos años con el equipo, dejó su nombre entre los primeros diez en varios rubros; fue tercero en pases completados, cuarto en yardas de pase y pases para anotación, sexto en intentos de pase y séptimo en ofensiva total.

Ahora los Vaqueros esperan que este desconocido cambie el rumbo y pueda llevar al equipo al éxito.

Crédito de Fotos: GettyImages y AP

Escrito Por: José Moreno

Twitter: @joseamoreno13

Instagram: @joseamoreno13

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.