El regreso de Alex y la lesión de Dak

Todas las semanas los juegos de la NFL nos traen sorpresas, pero la semana 5 tuvo acciones que sin duda nos generaron muchos sentimientos.

Empezando la jornada, los Raiders se impusieron ante los Chiefs 40-32, por otro lado los Dolphins le ganaron a los 49ers 43-17. Los Falcons despidieron a Dan Quinn y los Texans tuvieron su primer victoria de la temporada después de despedir a su headcoach.

Todo lo anterior tal vez suena a que realmente fue una semana llena de sorpresas, sin embargo, sucedieron dos cosas que sin duda marcaron por completo la semana y seguro el rumbo de la temporada.

El regreso de Alex Smith:

Ron Rivera anunció que Kyle Allen sería el QB titular en contra de los Rams, por lo tanto, Alex Smith sería el back up.

Durante el juego, Allen sufrió una lesión en la cabeza por lo que Smith fue llamado para entrar al campo.

Elizabeth, Sloane, Hayes y Hudson, estaban en el estadio para presenciar su regreso y lo imposible se hizo realidad, Alex entró al campo después de 17 cirugías y 2 años de rehabilitación.

Estoy segura de que todos tuvimos sentimientos encontrados al verlo en el campo. En lo personal, estaba feliz por el, porque su lucha fue increíble y estaba cumpliendo su sueño. Pero también un poco de miedo al ver que se encontraba enfrente del mejor defensivo de la liga.

Sin embargo, Alex seguro de si mismo lo hizo bastante bien y no tengo duda que el premio “comeback player of the year” está en sus manos.

La desafortunada lesión de Dak Prescott:

Cuando digo que fue un domingo agridulce es por esto. Después del emotivo regreso de Alex, tuvimos una tarde muy amarga.

Los Cowboys estaban jugando contra los Giants, no parecía una buena tarde para la defensiva de Dallas. Pero como siempre Dak estaba haciendo lo imposible por sacar el partido y anotó un touchdown por su propio pie. Pero en el tercer cuarto del partido sucedió lo impensable, Dak corrió para obtener la primer oportunidad y fue tackleado por Logan Ryan. La lesión fue evidente, todos la pudimos ver. Sin embargo, Dak solo levantó la mano para pedir asistencia medica, sin hacer ningún berrinche. Mike McCarthy se acercó, Jason Garrett se acercó y vimos entrar al carrito para llevarse al QB.

Me atrevo a decir que lo que sucedió unos segundos después nos rompió el corazón a todos los espectadores, pues Dak en llanto y con una mirada de profunda tristeza abandono el campo en rumbo a ser revisado a profundidad.

Minutos después de abandonar el encuentro fue trasladado al hospital y ayer mismo por la noche se le realizo una cirugía de tobillo de la cual salió muy bien, según lo anunció la página de los Cowboys esta mañana.

Dak estará fuera toda la temporada y su recuperación constara de alrededor de 6 meses.

Desde Que Pasa NFL, y personalmente, le deseamos la mejor de las recuperaciones y sin duda lo queremos ver de vuelta muy pronto, pues ya vimos que nada es imposible.

 

Escrito por: Pau Limas

Sígueme en mis redes sociales:

Instagram @PauLimas10

Twitter @PauLimas10

Escucha mi podcast todos los miércoles 10am: Entre Carreras y Touchdowns

Leave a Reply

Your email address will not be published.